jueves, 28 de febrero de 2013

AFRICANUS. EL HIJO DEL CÓNSUL. Santiago Posteguillo


-De las obras más destacadas en su temática y en lengua española de los últimos años.- 

Lo que nos cuenta. En el libro Africanus. El hijo del cónsul (publicación original: 2006), y tras el final de la Primera Guerra Púnica entre Roma y Cartago cuyos ecos todavía resuenan, se nos muestra cómo se van desarrollando los hechos que desembocarán en la Segunda a través del relato de las vidas de Publio y Cneo Cornelio Escipión, del hijo del primero, del tramoyista Tito Macio y de los líderes cartagineses Amílcar, Asdrúbal y Aníbal, entre otros. Primer libro de la Trilogía de Escipión el Africano.

Mi opinión. Obra extensa, que partiendo de una presentación documentada de hechos ya conocidos inventa con sentido para rellenar espacios en blanco de la Historia y de sus protagonistas, que entrelaza algunos otros eventos con mucho acierto, narrada desde diferentes puntos de vista pero siempre en tercera persona y que retrata a los personajes a través de sus actos, con especial atención al protagonista que será el eje de la trilogía, mucho más perfilado que el resto (pero no más logrado que cierto escritor que aparece en la novela y cuyos capítulos casi parecen sugerir un estilo algo diferente al resto del trabajo, curiosamente).

Con titubeos a la hora de retratar sentimientos pero con valentía al intentar hacerlo, con manejo notable de la parte más bélica, de cierta ligereza en ocasiones pero en absoluto banal, que localiza muy bien al lector y le lleva de un escenario a otro sin mareos pero de forma vertiginosa, sin sorpresas, de buen ritmo y resultados encomiables.

Destacado. El autor consigue que un libro largo y algo denso se lea con facilidad.

Potenciales evocados. Nada del “pacifismo” que flota en la obra de Durham; menos poética que la propuesta de Haefs pero más “tangible” y dándole más cancha al otro bando; algunas ideas en común con Leckie respecto al Escipión protagonista, pero con estilo diferente y menos uso del diálogo constante (aunque sea interno) como herramienta.

HUMOR GRÁFICO LITERARIO: Peligros de la formación

Meme de humor sobre la lectura y la formación
Aprender cosas con los libros puede hacerte peligroso

LA VIEJA GUARDIA. John Scalzi


-Soplo de aire fresco, desde la simplicidad y la añoranza.- 

Portada del libro La vieja guardia, de John Scalzi
Edición en español (2007)
Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. En el libro La vieja guardia (publicación original: Old's Man War, 2005) conocemos a John Perry que cumple 75 años, visita la tumba de su esposa para despedirse y se incorpora a las Fuerzas de Defensa Coloniales. Debido a la cuarentena de información e igual que el resto de reclutas, sólo tiene claras algunas de las implicaciones reales del reclutamiento, como que firma por un mínimo de de dos años (ampliables a diez de forma unilateral por las FDC) y que nunca podrá volver a la Tierra. Primer libro de la serie de La Vieja Guardia, que puede leerse de forma independiente.

Mi opinión. Sencilla novela que tiende a Space Opera pero en su vertiente más cuartelera y operativa, soft, de lectura muy ágil y animada, de ritmo vigoroso con un par de tropezones, más narrativa que descriptiva, lineal, humorística a ratos y que sin inventar la pólvora sí que hace con ella unos fuegos artificiales muy vistosos.

Sexo, combates a muerte, amor, variadas amenazas alienígenas, personajes sin profundidad excepto el protagonista, y por poco, libro de tono jovial (que no juvenil en realidad), corto, veloz y muy satisfactorio en general dentro de lo sencillo (y bueno) de la idea de partida.

Destacado. Militar pero no militarista.

Potenciales evocados. Más La guerra interminable que Tropas del espacio, Dorsai o El mercenario; una sensación retro que flota en el ambiente.

miércoles, 27 de febrero de 2013

LA GRAN BÚSQUEDA. Sylvia Nasar


-De muchas ideas, que principalmente explican las cosas en retrospectiva, y de muchas voluntades.-
Portada del libro La gran búsqueda, de Sylvia Nasar
Edición en español (2012)

Género.  Ensayo.

Lo que nos cuenta. El libro La gran búsqueda (publicación original: Grand Pursuit, 2011), desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del XXI, es un repaso de la vida e ideas, económicas sobre todo (pero también muy sociales, políticas e incluso personales), de varios de los referentes y líderes de opinión de sus respectivas épocas, como Dickens, Marx, Keynes, Schumpeter, Hayek y Friedman entre otros, con la intención de mostrar la evolución del pensamiento económico en paralelo a la situación histórica (y no siempre en la misma dirección).

Mi opinión. Con el subtítulo Una historia de la economía, narración amena hasta niveles extraordinarios, de espíritu casi neoliberal que se manifiesta desde los ejemplos positivos directos y los negativos indirectos, que recorre (no abarca) casi dos siglos de historia con el sistema de “foto fija comparada por proximidad” y no el de “evolución de la imagen en movimiento”, muy posicionado (algo que agradezco mucho cuando se hace con argumentos bien estructurados aunque no se compartan las posiciones).

Aunque se colorea de blanco, rosa, amarillo e incluso negro en algunos momentos, pero obra cortesana en general y sin duda, ello sirve para dar una perspectiva más humana (que a veces explica alguna situación importante) de los principales protagonistas de la narración, de los que hace un retrato que, sin ser solo biográfico, sí consigue que veamos aspectos muy humanos de los personajes, que por momentos son el motor y la chispa de algunos pensamientos y tendencias posteriores de los mismos.

Destacado. Lo mucho que se le notan las simpatías, personales e ideológicas, a la autora.

Potenciales evocados. A ratos, El Gran Tratado de la Historia de la Psiquiatría Económica, si existiese semejante libro; por momentos, la versión que haría Vanity Fair de Por qué fracasan los países; instantes de la orquesta del Titanic.

martes, 26 de febrero de 2013

A GOD-BLASTED LAND. Lee Carlon


-La Ciencia-Ficción con un toquecito fantástico vuelve a estar de moda en los últimos tiempos.- 
Portada del libro A God-Blasted Land, de Lee Carlon
Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. En el libro A God-Blasted Land (2011), Avril Ethanson y su “padre”, Ethan, buscan tecnología aprovechable entre los restos de la antigua civilización, por mucho que eso suponga un delito para los que mantienen el orden en la zona. Cuando alguien comienza a darles caza, tendrán que tomar decisiones y se desvelarán varios secretos. Primer libro de la serie The Bastard Cadre.

Mi opinión. Mezcla de fantasía y ciencia ficción (por más que se intuya una explicación “técnica” a la primera) que transcurre en un entorno post-apocalíptico, corta, sencilla, imaginativa sin inventar nada nuevo, sin duda blanda (en todos los sentidos) y con bastante acción sin que ese sea su motor.

Destacado. El protagonista, lleno de dudas y algo perdido, cosa no muy frecuente.

Potenciales evocados. En ocasiones y con mezclas, un Mad Max más culto y menos prehistórico; momentos Firestarter sin una sociedad a la que ocultar ciertas cosas; algo del empleo de Gmork.

lunes, 25 de febrero de 2013

POR TIERRA, MAR Y AIRE. Robert D. Kaplan


-De los cimientos en los que se apoya una Hiperpotencia y, casi sin querer, de sus potenciales desafíos geopolíticos.- 
Portada del libro Por tierra, mar y aire, de Robert D. Kaplan
Edición en español (2008)

Género. Ensayo.

Lo que nos cuenta. El libro Por tierra, mar y aire (publicación original: Hog Pilots, Blue Water Grunts. The American Military in the Air, at Sea and on the Ground2007) es un paseo por diferentes acuartelamientos del ejército norteamericano de la mano de un periodista, que lo llevarán de una brigada Stryker en Alaska, a las fuerzas especiales en Mali y Colombia, pasando por estaciones de misiles, bombarderos B-2, destructores, submarinos nucleares y drones en el Extremo Oriente y el Pacífico, entre otros lugares y destacamentos.

Mi opinión. Recopilación de los resultados de las visitas que, con intención periodística, ha realizado el autor a diferentes puntos del globo terráqueo con presencia militar estadounidense y que pueden servir para analizar el fenómeno del posicionamiento de los Estados Unidos de América en el mundo a través de su despliegue militar “de rutina”, muy revelador por otra parte, en diferentes escenarios internacionales (y con diferente intención). 

Pero lo mejor de todo es que el libro no tiene esa intencionalidad de manera directa, ya que no está escrito como un análisis de geopolítica internacional, si no como un compendio de los equipos y las experiencias de los individuos implicados en el despliegue, cuyas opiniones personales nos dan tantas pistas, o incluso más, que el propio despliegue al respecto de la concepción del presente y del futuro próximo que tienen los responsables del gobierno estadounidense. Muy entretenido, capta con rapidez la atención del lector y resulta muy revelador mediante lo que dice, lo que se puede adivinar y lo que calla.

Destacado. De forma indirecta, un retrato militar de las razones del status quo actual en bastantes lugares del globo.

Potenciales evocados. Gruñidos imperiales, del propio autor, pero con resultados más realpolitik y menos asimétricos.

Linkwithin