martes, 19 de marzo de 2013

LOS MAGOS. Lev Grossman

-De iniciaciones, entre el homenaje y el ajuste de cuentas.- 

Portada del libro Los magos, de Lev Grossman
Edición en español (2009)
Género. Narrativa fantástica.

Lo que nos cuenta. En el libro Los magos (publicación original: The Magicians, 2009) conoceremos a Quentin, un joven tan perdido y egocéntrico como cualquier otro pero más amante de la fantasía que la mayoría, en concreto de unos libros basados en el fantástico mundo de Fillory. Cuando tiene que afrontar un examen un tanto extraño cuyas bases e intención no están muy claras, empieza a descubrir que tal vez la magia existe. Primer libro de la serie Los Magos.

Mi opinión. Sorprendente obra, a caballo entre lo que se podría llamar “Protoexistencialismo fantástico” o tal vez “Fantasía contracultural”, de carácter iniciático en muchos sentidos, de planteamiento muy poco convencional dentro del género pero de historia no siempre bien contada, con muchas buenas ideas de partida (no necesariamente nuevas) pero que no siempre cuajan del todo dentro de su extraño despliegue narrativo, de interés y velocidad variables con grandes cambios de ritmo y poca acción entendida como enfrentamientos con riesgos para la integridad de los personajes.

Los personajes son tan raros en lo particular como normales en lo general, no siempre creíbles, molestamente imperfectos pero diferentes para que encajen a la perfección en esta novela que nos habla de sacrificios, huida de la realidad, madurez, felicidad y la ausencia de la misma, inconformismo, crecer sin madurar, autocomplacencia, ilusiones efímeras, tristeza, decepción y búsquedas eternas de algo que tal vez esté muy cerca pero no conseguimos verlo.

Destacado. ¿El primer Young Adults que leo al que de verdad se le puede llamar así, sin serlo en realidad, pero que lamentablemente no disfrutaría mucho su público objetivo? 

Potenciales evocados. La novela está plagada de ofrendas insumisas  a otros trabajos como Harry Potter con bebidas alcohólicas, Narnia con sexo, El tapiz de Fionavar con un poquito más de vista e inteligencia en los personajes, Alicia en el País de las Maravillas con sangre, El señor de los anillos con (más) homoerotismo, La historia interminable con muertos, AD&D letalmente psicotrónico y a docenas de otras conocidas referencias que harán las delicias de los más asiduos al género si consiguen adaptarse al prisma tan especial desde el que se contemplan; un toque de El guardián entre el centeno.

6 comentarios:

  1. Hola, he visto de casualidad esta reseña y paso a comentarte que lo están leyendo dos amigas mías, una creo que ya lo ha terminado. Dice que le ha gustado bastante, pero yo creo que no lo leería, no soy tan, tan fan de la fantasía como ella, que, creo, se traga todo lo que le echen perteneciente al género. Pienso que yo lo encontraría demasiado surrealista, por lo que me ha contado, y no conectaría con la historia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un trabajo muy diferente a la inmensa mayoría de libros de Narrativa Fantástica que he leído. Tiene cosas buenas y malas, pero es distinto y eso ya es un plus.

      Gracias por su aportación, Isabel.

      Eliminar
    2. Si bucas al que no sea surealista lamento comunicarte que te equivocaste de genero.

      Eliminar
    3. No sé muy bien qué quiere decir, estimado anónimo.

      Eliminar
  2. Está muy curioso. Muy recomendable. Pide a gritos ser reescrito poniendo "Narnia" en lugar de "Filory" (vale, vale, el cambio sería más complejo, pero sería un plus).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atenta contra Narnia, pero también contra Fionavar, aunque lo del armario nos lleva a pensar más en el primero.

      Y estoy con usted: es muy curioso y recomendable.

      Gracias por su aportación, Alyrodri.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin